TuWeb
TU SALUD SEXUAL ES IMPORTANTE ... INFORMATE
Prueba de descarte de sifilis
Cómo se hace la prueba para una ETS?
1.- Qué es el VIH/sida
2.- Cómo se transmite
3.- Prevención
4.- ¿Soy VIH positivo?
5.- Enfermedades oportunistas
6.-Tratamiento
7. Salud y VIH/SIDA : Glosario
Sobre el Condon y Lubricante
 
1.- Qué es el VIH/sida
El acrónimo SIDA (AIDS en inglés) significa síndrome de inmunodeficiencia humana. Los primeros casos de sida se detectaron en 1981 en Estados Unidos, aunque probablemente existiera en otras partes del mundo en fechas anteriores. Los científicos establecieron en 1984 que el sida es la enfermedad que causa el virus de inmunodeficiencia humana (VIH; en inglés HIV), un virus indestructible, hasta el momento, que se transmite de una persona a otra a través de la sangre o por contacto sexual.

No todas las personas infectadas por el virus de inmunodeficiencia humana presentan la enfermedad del sida, aunque la mayoría la acaba desarrollando; lo más frecuente es que al cabo de unos cinco o diez años, un infectado por el VIH padezca los síntomas de la enfermedad si no ha recibido tratamiento.

A diferencia de las personas que padecen sida, aquéllas que están infectadas por el VIH no siempre lo manifiestan, pero en ambos casos, pueden transmitir la enfermedad a otros. Generalmente, cuando un individuo se contagia por el VIH (esta persona puede denominarse un VIH positivo, o un seropositivo) el virus inicia su ataque contra el sistema inmunológico de esta persona (sus defensas), mermando los linfocitos CD4 (células que forman parte de las defensas del organismo y que en un individuo sano oscilan entre las 500 y las 1.800).

Si las cantidades de estas células no llegan a 200, el sistema inmune ha sido dañado de forma importante y se considera que el paciente infectado por el virus ha desarrollado sida (la enfermedad).

Aunque no existe cura para erradicar al virus del organismo infectado, se han elaborado una serie de medicamentos que pueden retrasar la aparición de los síntomas patológicos. Estos tratamientos se engloban en la llamada terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA).

EL VIH

VIH – el virus de inmunodeficiencia humana – ataca el sistema inmunológico, el que precisamente está encargado de defender al cuerpo de las infecciones.

El virus ataca un tipo de células blancas en particular llamadas células CD4+. Secuestra dicha célula, implanta sus propios genes en el ADN de la célula, y la utiliza para fabricar más partículas del virus. Éstas, a su vez, infectan otras células.

Las células CD4+ huésped eventualmente muere, aunque los científicos no saben exactamente cómo sucede esto.

La capacidad del cuerpo para combatir las enfermedades aminora a medida que el número de CD4+ se reduce, hasta llegar a un punto crítico en el que se establece que el paciente sufre de SIDA – el síndrome de inmunodeficiencia adquirida.

El VIH es un tipo especial de virus llamado retrovirus. Aunque más sencillos que los virus ordinarios, los retrovirus tienden a ser más difíciles de combatir.

Implantan sus genes en el ADN de las células que atacan, de manera que la célula huésped se reproduce en células que también contienen el virus.

Los retrovirus hacen réplicas de sus genes en las células atacadas con un alto nivel de errores. La velocidad a la cual se reproduce el VIH resulta en un acelerado ritmo de mutación del virus a medida que se disemina.

Más aun, el revestimiento que envuelve la partícula del VIH está compuesto del mismo material que algunas células humanas, lo que dificulta que el sistema inmunológico pueda distinguir entre las partículas virales y las células saludables.

Tipos de VIH

Existen varios tipos de virus del sida. Los más frecuentes son el VIH-1 y el VIH-2. Mientras que el VIH-1 se considera responsable de la epidemia que se ha transmitido en el mundo occidental, el VIH-2 parece limitado a la zona oriental del continente africano. La infección por VIH-1 es mucho más agresiva y rápida, comparada con la originada por el VIH-2. Otro tipo de VIH-1 se ha localizado en unas cuantas personas procedentes de Camerún. Si no se indica de forma específica, al referirse a VIH se alude al tipo más prevalente que es el VIH-1.


Foto

Breve historia del sida

La primera sospecha de caso de sida se publicó el 5 de junio de 1981 en la revista ‘Mortality and Morbidity Weekly Report’, del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Atlanta (CDC). El artículo describía los casos de cinco sujetos homosexuales de Los Ángeles contagiados por esta enfermedad que en los últimos 20 años se ha cobrado la vida de 22 millones de personas y que ahora afecta en todo el mundo a 36 millones.

Los primeros datos sobre la enfermedad empezaron a darse a conocer en Europa a lo largo de ese año. En 1982 se publicó en la revista 'The Lancet' el primer caso conocido y comprobado de un paciente homosexual con sarcoma de Kaposi y abcesos múltiples por Toxoplasma gondii que había fallecido en Barcelona en octubre de 1981.

El hecho de que se considere el 5 de junio de 1981 como la fecha de la definición de sida no quiere decir que anteriormente no se produjeran casos. Así, tanto en Estados como en Europa ya se habían notificado casos de una enfermedad desconocida hasta entonces.

En un primer momento se relacionó el sida con la población homosexual, ya que la totalidad de los casos se presentaban en estos individuos y se descartaba la posible relación con una patología que estaba produciendo una elevada tasa de mortalidad en determinadas zonas del Africa subsahariana.

Sin embargo, pronto algunos expertos, como Anne Bayley, de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Atlanta (CDC), comenzaron a establecer una posible asociación entre ambas enfermedades. A principios de la década de 1980 Bayle trabajaba en Zambia y veía muchos casos de sarcoma de Kaposi. "Sin embargo -recuerda-, pronto empezamos a descubrir diferencias entre algunos enfermos y comenzamos a relacionar los casos con la nueva enfermedad que se acababa de describir en jóvenes homosexuales de Estados Unidos y Europa".

A pesar del número de trabajos que demostraban que la enfermedad no era exclusiva de los homosexuales, esta supuesta relación se convirtió en uno de los mayores obstáculos al provocar que la comunidad científica se inhibiera para prevenir la propagación de la epidemia en la población heterosexual.

En 1984 los pocos científicos que todavía pensaban que la enfermedad era exclusiva de los homosexuales tuvieron que reconocer su error. En ese año, Luc Montaigner, del Instituto Pasteur, de París, descubrió el virus de inmunodeficiencia adquirida (VIH) y demostró que la enfermedad que afectaba a la comunidad homosexual era la misma que estaba devastando el Africa subsahariana. La identificación del virus permitió la aparición de los primeros medicamentos. Sin embargo, para detener la progresión de la patología en los países más pobres hace falta una vacuna.


Fuente : www.diariodelimagay.com